#DeuserDivulga

Explorando los avances de la visión artificial en la fábrica inteligente

Visión artificial en la industria: el camino hacia el control y la eficiencia tecnológica.

Desafíos significativos han condicionado la rentabilidad de la industria a lo largo de décadas, especialmente cuando los procesos productivos están supeditados a exhaustivos controles de calidad y seguridad. Si bien asegurar unos estándares, es primordial para el éxito de cualquier empresa, rentabilizar estos costes se vuelve imperativo.

Desafíos significativos han condicionado la rentabilidad de la industria a lo largo de décadas, especialmente cuando los procesos productivos están supeditados a exhaustivos controles de calidad y seguridad. Si bien asegurar unos estándares, es primordial para el éxito de cualquier empresa, rentabilizar estos costes se vuelve imperativo.

La dotación de sistemas con capacidad de análisis e interpretación mediante dispositivos de captación de imágenes, no solo ha transformado la forma en que las empresas aseguran la estandarización de sus productos, sino que también ha ampliado su alcance más allá de los controles de calidad para abordar otras aplicaciones en el ámbito industrial.

El funcionamiento de la visión artificial se basa en una tecnología que emula a la visión humana que, con una capacidad de captación notablemente superior, permite obtener, procesar e interpretar imágenes. Así, al hacer pasar cada elemento por cámaras, el sistema es capaz de evaluar de forma instantánea si un producto cumple con unos parámetros preestablecidos. Todo este proceso permite la lectura precisa de tamaño, la identificación de inconsistencias en color y/o forma, verificación de piezas o el reconocimiento de todo tipo de desperfectos, tanto internos como superficiales, entre otros.

La distinción esencial entre la visión humana y la visión artificial radica en que, mientras la primera se fundamenta en una compleja interacción entre nervios ópticos y retina, las máquinas equipadas con esta tecnología operan mediante el despliegue coordinado de cámaras, bases de datos y algoritmos avanzados, permitiéndole llevar a cabo estas tareas de manera ininterrumpida, tomando decisiones inmediatas basadas en la información recibida, a diferencia de la subjetividad inherente a la visión humana. Por tanto, esto no solo mejora la eficiencia operativa, sino que también garantiza una precisión y consistencia inigualables, reinterpretando la forma en que abordamos ciertas problemáticas.

En el núcleo de la transformación digital en la industria, Deuser introduce Revify, que emerge como un ejemplo de la aplicación efectiva de la visión artificial. Adentrándonos en sus funciones, apreciaremos que este producto inteligente mejora las expectativas, convirtiéndose en una referencia para el cambio en el procesamiento industrial de imágenes.

La optimización del rendimiento y eficiencia de este sistema se destaca por su capacidad para realizar una detección temprana de errores, disminuir desechos y minimizar los tiempos de inactividad en las líneas de producción, entre algunas de las aplicaciones que podemos reseñar. Por tanto, no solo se trata de una herramienta para mejorar la rentabilidad, sino un componente esencial para asegurar los controles sobre la producción y la seguridad en la planta.

Esta tecnología es escalable para cualquier nueva aplicación y adaptable a todo tipo de entornos industriales,  ofrece unas prestaciones que mejorar todos los procesos hacia una excelencia, Revify nos permitiría la verificación de elementos clave como, por ejemplo: fechas y lotes en productos alimenticios, manchas e imperfecciones sobre superficies, alineación de una etiqueta o la lectura de códigos 1D o 2D en productos de diversa índole. 

Te invitamos a descubrir más sobre todas las soluciones que Deuser  ofrece con el objetivo de modernizar la industria actual: nuestra gama de productos te revelará cómo estamos liderando el camino hacia la optimización en la industria, comprometidos con la innovación continua y la búsqueda de alternativas sostenibles que marquen la diferencia en la era 4.0.